MIRADA DE MUJER

Te miro a ti, que me miras,
que te asombras de mi indignación,
que me sonríes con miedo.
No temas por mí
sino por todas las que, como yo,
estamos enfrentadas a la sinrazón.


Sí, sonríes con temor,
lo veo en tus ojos.
Me agrada esa sonrisa,
ese temor que siento de complicidad,
y que ahuyenta el odio de los otros.
Une tu sonrisa a nosotras,
ninfas de magia blanca,
que velamos por la verdad.


No desesperes.
Entra en mi mirada,
encuéntrate en ella,
espanta el rencor de los que miran con odio
y no cedas ante la injusticia.
Rechaza a esos arcanos milenarios
que para redimir su culpa
lloraron hasta el final.

A %d blogueros les gusta esto: